Evaluacion de un protocolo anestesico para la castracion de cachorros de 8 a 12 semanas de edad.
C.M.Patel, D. Yates
RSPCA-Greater Manchester Animals Hospital, 411 Eccles New Road, Salford, Mancchester M5 5NN
The Veterinary Record, April 5, 2003, 439

 

La edad convencional para la castracion de perros es a partir de los 6 meses, sin embargo, no parece haber una razon cientifica para elegir esta edad. Se han realizado numerosos estudios en USA para demostrar la seguridad de las tecnicas de castracion estandar y de algunos protocolos anestesicos para la castracion de cachorros de entre 8 y 12 semanas de edad. No obstante, estos agentes y en particular las combinaciones utilizadas en los estudios mas recientes pueden ser poco familiares para el veterinario. Los efectos a largo plazo de la castracion de cachorros de 7 semanas sobre su desarrollo fisico, esqueletico y sicologico son similares a los producidos por la castracion a los 7 meses. Este trabajo describe la evaluacion de un protocolo anestesico utilizando productos disponibles y aprobados en en Reino Unido. Treinta cachorros de entre 8 y 12 semanas (promedio de 10,3 semanas) de razas variadas, 15 machos y 15 hembras, fueron seleccionados entre cachorros presentados para adopcion en el Hospital Animal de Manchester de la Real Sociedad para la Prevencion de la Crueldad hacia Animales (RSPCA). Los cachorros fueron sometidos a un examen fisico completo, pesados en una balanza digital (peso promedio 4,8 Kg), se desparasitaron con febantel, praziquantel y embonato de pyrantel oral (Drontal Plus; Bayer) e inmunizados con una vacuna canina estandar (Nobivac DHPPi & Lepto;Intervet). Se sometieron a un ayuno previo de 2 a 4 horas antes de la cirugia. Los cachorros fueron premedicados con Buprenorfina (Vetergesic; Alstoe Animal Health) 0,02 mg/kg una hora antes de la induccion realizada con 1000 ug/m2 de medetomidina (Domitor; Pfizer) combinada con 2 mg/kg de ketamina (Narketan; Chassot) intramusculares.

La combinacion de buprenorfina, medetomidina, carprofeno y ketamina proporciono una adecuada analgesia y los cachorros se recuperaron rapidamente y mostraron minimos signos de disconfort. Los beneficios a corto plazo de la castracion temprana son la rapidez de la cirugia con sangrado minimo y la rapida recuperacion. Ademas, si los cachorros son castrados en los refugios animales antes de ser entregados para su adopcion, se evita el riesgo de preñeces indeseadas. Las consecuencias sobre la poblacion de perros callejeros puden ser significativas.

Este trabajo demuestra que el protocolo utilizado provee de un metodo rapido y seguro para anestesiar cachorros para su castracion.