Tumores mamarios en perras y gatas: Qué le digo al dueño?

 

Considero a las neoplasias mamarias como una de las grandes verguenzas de la patología veterinaria, dado que históricamente hemos sido excesivamente pesimistas sobre el comportamiento de estos tumores tanto en perras como en gatas. La mayor atención ha recaído en los tumores mamarios en perras. Tomando como base una revisión de la literatura mundial, el 50% de los tumores mamarios caninos ha sido descripto como histológicamente maligno. Esta información ha sido, desafortunadamente, traducida como un 50% de comportamiento maligno. Esta es una masiva sobrestimación de la verdadera malignidad de los tumores mamarios caninos. El error es asumir que los criterios histológicos de malignidad pueden aplicarse igualmente a todos los tipos de tumor. Lo que hemos descubierto, en los últimos 10 años, es que estos criterios deben interpretarse de manera diferente para cada tipo de tumor, por lo que cosas tales como la hipercromasia y el alto índice mitótico pueden ser el "beso de la muerte" cuando se los encuentra en algunos tipos de tumor, mientras que son irrelevantes para el pronóstico de otros.
Como una manera de ayudar a proporcionar una correcta información pronóstica a los propietarios preocupados por una neoplasia mamaria en su mascota, hice una lista de la información más reciente sobre el comportamiento de los tumores mamarios en perras y gatas.

Perras

  1. Los tumores mamarios son extremadamente frecuentes en hembras enteras, y son responsables del 50% de todas las neoplasias. Al menos el 70% de las hembras enteras desarrollarán un tumor mamario clínicamente detectable si viven hasta los 15 años, y virtualmente todas tendrán focos tumorales microscópicos.
  2. La ovariohisterectomía antes del primer celo virtualmente elimina el riesgo de desarrollar neoplasias mamarias más tarde. Los beneficios de la castración disminuyen dramáticamente cuanto más se demore: el riesgo es reducido al 90% si la castración es entre el primer y segundo celo, y del 70% si se realiza entre el segundo y el tercero. No hay beneficios estadísticos (en lo que se refiere a la reducción de neoplasias mamarias) si la castración se demora hasta después del cuarto ciclo estral.
  3. Entre el 90% y el 95% de todos las neoplasias mamarias caninas tienen comportamiento benigno.
  4. El factor de predicción más confiable del verdadero comportamiento maligno en tumores mamarios es por mucho la invasión local. Esta es fácilmente detectada por el examen microscópico de los tumores extirpados, pero también puede ser predichos con un 80% de exactitud a través de su propio examen clínico. Los tumores que parecen estar adheridos a los tejidos subyacentes, los que cruzan la línea media o los que son obviamente infiltrativos tienen muchas posiblidades de ser verdaderamente malignos. Sólo un pequeño porcentaje de los tumores mamarios tendrán una malignidad "sorpresiva" dado que la mayoría proporciona evidencia clínica inequívoca de su malignidad antes de que sean sometidos a cirugía.
  5. Recuerde que los tumores mamarios benignos se desarrollan a partir de focos hiperplásicos en las glándulas mamarias que se han convertido en campo fértil a través de repetidos ciclos de hiperplasia y atrofia durante los ciclos estrales normales. Sabemos que una perra con un tumor mamario detectado es prácticamente seguro que tiene docenas de focos microscópicos en la misma o en otras glándulas. Probablemente sea apropiado advertir al propietario sobre este hecho, sin preocuparlo demasiado, explicándole que la mayoría de estos focos nunca aumentarán hasta ser significativos durante la vida de su perra. Con el aumento en la expectativa de vida, sin embargo, ciertamente podemos esperar ver más perras que desarrollan tumores mamarios benignos múltiples.

Gatas

Los tumores mamarios en gatas no han sido tan profundamente estudiados como en perras, probablemente porque la prevalencia general es substancialmente menor. En contraste con la estimación de un 50% de prevalencia de tumores macroscópicos en perras enteras, la prevalencia en gatas se estima en aproximadamente 25 tumores por cada 100.000 gatas. Esta baja tasa es contrabalanceada, sin embargo, por una mucho mayor malignidad.

  1. El 90% de todos los tumores mamarios en gatas son adenocarcinomas tubulares invasivos, y deben considerarse de comportamiento maligno.
  2. El factor pronóstico más importante es el tamaño del tumor. Las gatas con tumores mamarios malignos de menos de 1 cm de diametro tienen un promedio de sobrevida de 4,5 años, mientras que las que tienen tumores mayores de 3 cm tienen un promedio de sólo 6 meses. No se aprecian diferencias histológicas entre los tumores grandes y pequeños, así que la conclusión es que el factor clave para el éxito es la detección temprana y la extirpación amplia.
  3. En contraste con la situación en perras, no hay evidencia de que la ovariohisterectomía ejerza alguna influencia sobre la prevalencia de neoplasias en las gatas.
  4. Finalmente, sólo un recordatorio: atención con el agrandamiento rápido de una o más glandulas mamarias en gatas jóvenes en la primavera. Esto es una hipertrofia mamaria hormonodependiente, y no una indicación para una mastectomía radical. Algunas personas usan la llegada de pájaros o el brote de bulbos como una señal de que la primavera está llegando. Por supuesto, yo uso el dramático aumento de las biopsias de hipertrofias mamarias felinas.


Brian Wilcock, D.V.M., PhD.
21 Vardon Drive, Guelph, Ont. N1G 1W8
Toll Free Phone/Fax: 1-800-853-PATH
Outside Canada: 519-822-4486